15 nov. 2016

7 increíbles camas-casita para niñas (Parte 1)

Una cama infantil bonita es una delicia, y si además esa cama ya tiene forma de casita, ¡Será el lugar preferido de las niñas!

Porque la actividad favorita (y tan necesaria) de los niños es JUGAR en un entorno repleto de fantasías. 

Por eso no me canso de repetir que intentemos que la decoración de nuestra casa esté llena de belleza, sin descuidar la habitación de los niños.

Una habitación infantil bonita llena de dulzura hará que los niños se sientan mejor, más relajados, menos preocupados o estresados.
                                                                                                                                                                               

Sería ideal aprovechar su cama para convertirla a su vez en una casita.

                    

Navegando por la red, he encontrado muchas, muchísimas, y no sé cuáles deciros que son mis favoritas... porque todas tienen algo de especial, incluso las que son más simples.

Voy a dividir este post en dos partes, porque no quiero dejarme ninguna imagen sin mostraros.

Sí os comento que si estas camas son preciosas, las del post de la segunda parte lo son aún más, y además os sugeriré una gran idea muy económica. ¡No os lo perdáis!

¿Vamos a por las camas-casitas?



Lugar de descanso en su casita particular


Esta opción de cama para dos hermanas es una monada. Se trata de una estructura simple en forma de litera, a la que se le ha dado forma de casa ubicándole un tejado en la parte superior.

Este modelo, sin embargo, no incluye un espacio de juegos. En este caso, este espacio podría ubicarse en otro lugar de la habitación. No obstante, junto a la cama de abajo, hay un pequeño espacio de almacenaje donde las niñas pueden jugar.


                                                                                                                                                                                       Vía

Cabacero-estante en forma de casa


Esta cama es muy fácil de conseguir con nuestras propias manos o con ayuda de un artesano de la madera. 

Podríamos partir de una cama estándar y, si somos unos manitas o si no es el caso, encargar que nos elaboren un cabecero de madera que contenga espacio de almacenaje.

Por otro lado, nosotros podemos encargarnos de pintar, una tarea de lo más divertida si lo hacemos en equipo con la princesa de la casa ¡Ella estaría encantada!

Una opción para que quede más completo, es incluirle una pieza donde quedan los pies, y unas vallas en los laterales que igualmente pueden servir para evitar una posible caída de la niña.


                                                                                                                                                                                                                     Vía

Casa en el árbol

Este tipo de casita me recuerda a las casas de árbol que siempre me han gustado tanto.

Es preciosa, con la escalera que lleva a una mini entrada hacia la cama. ¿A qué niña no le gustaría?

Es ideal en habitaciones que no disponen de mucho espacio, y aunque a priori es un tipo de cama que ocupa bastante espacio, tened en cuenta que en este caso la cama queda en la parte superior, y la parte de abajo podemos utilizarla para otros usos:

-Para colocar el escritorio.

-Para montarle una mini casita con todos los accesorios

-Para montarle una gran cocina

-Para montarle su propio taller de manualidades

-¡Y un largo etcétera!

Sí es cierto que este tipo de camas suelen ser altas de precio, aunque seguro que resulta ser una inversión, ya que puede utilizarla durante más de una década.
                                                                                                                                                                                                                     Vía

Mi propia casita

Este modelo de cama es muy similar al anterior, pero justamente la estructura es contraria: En éste, la cama queda en la parte superior sin cubrir, mientras que la parte inferior sí tiene forma de casita con sus paredes y ventanas.

Es una monada, y la guirnalda de estrellas junto al adorno en la puerta, la hace simplemente una delicia.

¿Cuál de las dos preferís?
                                                                                                                                                                                                                     Vía

Mi propia casita 2

Esta cama-casita es del mismo tipo que la que os mostraba en cuarto lugar.

Sin embargo, esta es de color blanco. Como veis, tiene ubicada una súper cocina en su interior. ¡Es realmente una maravilla!
                                                                                                                                                                                            Vía

En color blanco

Esta cama dispone de un espacio de corta altura en su parte inferior, ideal para almacenar juguetes o ubicar una manta y nombrarlo como punto de lectura.

En la parte superior, la casita y las vallas dan un toque muy chuli a la estructura.

Al ser de color blanco, podemos incluso pintarla y el resultado será aún más bonito.

Esta cama-casita tiene un precio de casi 900 € (colchón aparte). Podéis verla aquí.


                                                                                                                                                                                                                Vía

Desde Australia

Y desde Australia nos llega esta monada de cama, de nuevo para dos hermanas, aunque en el caso de Melissa, la mamá, es para sus tres niñas de entre 4 y 9 años.

He decidido dejar en último lugar (y no menos importante) esta primera que descubrí, por tener un "no sé qué" que me ha enamorado.

Han combinado los tonos pastel y el resultado es precioso.

La cama superior está totalmente cubierta por la casita, la cual pueden utilizarla como zona de juegos.

Junto a la cama, tienen una mini cocina muy cuqui muldialmente conocida, de venta en Ikea.

                                                                                                                                                                                                       Vía

¿Qué os ha parecido estas preciosidades de camas-casita? ¿Con cuál os quedaríais para vuestras hijas, sobrinas, nietas, hermanas, primas...?


Sonia.


[ "Mientras que el adulto juega para divertirse, el niño juega para jugar".

Francesco Tonucci, Psicopedagogo Fuente


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!

Blogging tips